Es Inteligencia Artificial el nuevo reto de la integridad académica

¿Qué tal si un programa de Inteligencia Artificial fuese capaz de escribir un ensayo o resolver problemas matemáticos tan bien como cualquier estudiante? Lo anterior es una dificultad para las casas de estudio que luchan por formar profesionistas con integridad académica, pues ahora será difícil saber si los alumnos en verdad son los autores de sus tareas, señaló Tricia Bertram Gallant, directora de Integridad Académica de la Universidad de California, San Diego. 

Esto, agregó, no es algo sacado de las películas, sino que es una realidad inminente y un reto de la educación actual. La experta, quien es miembro emérito del Consejo del Centro Internacional para la Integridad Académica, expuso estas ideas en el 10° Congreso de Integridad Académica. Integridad: la Ruta Hacia la Excelencia, organizado por la Universidad de Monterrey y realizado el 29 y 30 de septiembre vía online. Tituló su charla “Integridad Académica: 10 años y las Lecciones que Hemos Aprendido”.

“La habilidad de las máquinas para el aprendizaje profundo (deep learning) crece exponencialmente cada año”, apuntó. “La Inteligencia Artificial está aquí para quedarse y se vuelve más sofisticada cada día. Entonces, en poco tiempo la Inteligencia Artificial absolutamente eliminará la utilidad de actividades hechas sin vigilancia y fuera de clase, como artículos de investigación, ensayos, tareas y exámenes realizados remotamente, que ayudan a evaluar y certificar el aprendizaje y conocimiento humano”.

Expresado con otras palabras, dijo, hacer trampa será cada vez más barato, más sencillo de lograr y más difícil de detectar. Para ello, propuso estar preparados, aplicando varios consejos que lleven a la evolución de la educación: por ejemplo, incorporar actividades orales donde las y los estudiantes verbalicen lo aprendido ante los compañeros, transitar de actividades hechas por meramente obtener puntos a aquellas que verdaderamente desarrollen competencias dignas de profesionistas, y rediseñar las tareas para que requieran el uso de lo que los alumnos aprenden directa y presencialmente en las aulas.

Isabella Navarro Grueter, vicerrectora de Formación Integral de la UDEM, participó en la inauguración del evento. Destacó las lecciones aprendidas a raíz de la pandemia de COVID-19: “en épocas recientes hemos aprendido muy bien la lección de que, a pesar de la distancia, podemos estar más unidos que nunca cuando hay temas importantes, como lo es el que hoy (ayer) nos ocupa”, indicó.

“Regresamos (a los campus) con un cúmulo de aprendizajes logrados durante la pandemia, con nuevas estrategias, con modalidades flexibles, con herramientas digitales, pero siempre con el constante reto de fortalecer la cultura de la integridad que nos lleve hacia un aprendizaje genuino”. 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *