El Fútbol Americano Colegial de México entregó reconocimientos a los jugadores más destacados

El Fútbol americano colegial de México se vistió de gala al entregar reconocimientos a los más destacados jugadores del emparrillado azteca.


El Presidente del Salón de la Fama Nacional, Juan Castillejos, exjugador de los Auténticos Tigres de la UANL, dio la bienvenida a los históricos “Safanal” que se congregaron en la Universidad de Chapingo del Estado de México. 

“Ustedes son el mejor ejemplo” del deporte de las tecleadas dijo Juan Castillejos, al señalar que son lo más destacado del fútbol americano de los estados de Hidalgo, Guanajuato, Morelos, Edo de México, Querétaro, Veracruz, y CDMX.

Se escucharon vivas porras de los equipos que fueron entronizados  y recibieron reconocimientos los representativos de Chapingo,  Pieles Rojas, Ola Verde,  Cóndores, Buhos, Aguilas Blancas, Martínes y Cheyennes.

Uno a uno pasaron a recibir su reconocimiento los jugadores Jorge Aguilar,  Fernando Ruiz, Francisco Nazara, Lamberto Alonso, Nacho Morales de Pieles Rojas, Polo Vázquez, Gustavo Díaz Mondragón, José Ángel Barragán por Cóndores, Marco Antonio Zubiri por Veracruz, Eduardo Serrano Castillo por Chiapas, Miguel Angel Mesa,  Raúl Balderas y Gustavo Martínez por Mastínes.

También Sergio Pacheco,  Martín Ponce por UPIICSA, Sergio Ayala, Enrique Borda por Cheyennes, Jaime Galindo, Alsn Ballesteros por Hidalgo, Germán Alfonso Hernández,  Leobardo Castillo por León, Alfonso Osorio,  Samuel Huerta por Chapingo, Javier Gómez y  Pedro Zamudio por Aguilas Blancas.

El Presidente del Salón de la Fama destacó la presencia del Peterete, Ing. Ramón Sandoval, actual director de la Comisión Nacional de Zonas Áridas del Gobierno Federal, quién fue uno de los mejores corredores de los Toros Salvajes de la Universidad de Chapingo de la década de los 70.

El deporte hace compañeros, pero el fútbol americano hace hermanos, dijo Juan Castillejos a un entusiasta grupo de exjugadores que no dejaban de lanzar porras a sus equipos.

Recordar es vivir y en las mesas las charlas era contar anécdotas sé sus pasadas glorias que vivieron en el emparrillado.  

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.