Arremeten ya formalmente las Fuerzas Armadas, contra la delincuencia organizada y sus padrinos…

Raúl A. Rubio Cano

El paso dado en el Senado de la República para que el control administrativo y operativo de la Guardia Nacional pase a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), es un hecho histórico sin precedente y muy necesario para que se garantice el desarrollo de la Cuarta Transformación y nuestro Pueblo viva en paz y sin miedos.

Con ello se bloquea y se seguirán desmantelando las acciones militaristas de la oligarquía y sus socios extranjeros, que hoy más que nunca-, aparecen en líneas de responsabilidad de tales sujetos, muy claras, a través del accionar terrorista de las bandas del narcotráfico y la delincuencia organizada en general y los “coros griegos” de los medios de comunicación Fifí de los conservadores.

Este paso de las Fuerzas Armadas a través de la Guardia Nacional, garantiza también la presencia de las mismas en las calles hasta el año 2028, siendo publicada tal disposición el día 9 de septiembre en el Diario Oficial de la Federación y entrando en vigor ayer 10 de septiembre de 2022.

La oligarquía y sus socios pierden sus guardias pretorianas…

En un momento determinado el imperialismo Yankee, al entrar de lleno a la economía especulativa e irse separando del Capital Productivo, con el presidente Richard Nixon y su secretario de gobierno Henry Kissinger, vieron en los dineros del narco una inmensa mina de dólares con la introducción masiva de las drogas a su país. En el caso de México, lo consideraron un trampolín para hacerse de drogas y una medida intervencionista para ir acelerando la corrupción de los aparatos del Estado y formando así, con las bandas del Narco, una realidad que garantizara la acumulación de Capital Especulativo a una nueva clase oligarca y política, que basaría su desarrollo en las medidas económicas Neoliberales.

Fueron 36 años de Neoliberalismo, donde se crearon verdaderas fortunas de los nuevos ricos neoliberales mexicanos y su clase política (a una economía ficción, le corresponde políticos ficción ¡Quíubole! Bronco y Samuel), apropiándose de los salarios no sólo individuales de la gente, sino del Salario Social que el Estado Benefactor entregaba al pueblo de México. Así, las Fuerzas Armadas encargadas de la defensa del territorio y de la Soberanía Nacional y, las diversas policías responsables de la seguridad interna del país, fueron corrompidas y llevadas al más siniestro operar contra el Pueblo y la misma Patria mexicana.

El Modelo económico Neoliberal basado en el vil saqueo de la propiedad particular y social (en sí, del Bien Común), apoyado en los aparatos militares y policiacos del Estado, permitieron el operar de las bandas del Narco, que al paso del tiempo, con ingresos ésta actividad de más de 30 mil millones de dólares por año, conformaron una economía no sólo falsificada, sino Narcotizada.

Fuerzas Armadas, policías federales, estatales y municipales se los tragó la delincuencia organizada. El saqueo, la corrupción e impunidad se generalizaron y llevaron al país a una realidad en 36 años de muy bajo crecimiento económico y de inseguridad total.

Los gobernadores empezaron a contar con policías estatales y municipales corruptas, manejadas por las bandas del Narco de cada zona del país, por cada cartel. No hubo escapatoria en ello, más cuando sobre ellos, operaba la Policía Federal manejado en tiempos de García Luna quien era el que les marcaba y ayudaba a llevar la pauta del quehacer en la esquilma del país, favoreciendo a los grupos oligárquicos, sus socios extranjeros y sus políticos a modo.    

Ante tan dramática realidad en que habían llevado la seguridad pública del país, personajes más recientes como los presidentes Fox, Calderón y por último Peña Nieto, sin olvidar antes a De la Madrid, Salinas y Zedillo, todos, promotores y hacedores de las políticas económicas Neoliberales, pues resulta que el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador, señalaría en su obra titulada: “2018 la salida, decadencia y renacimiento de México”. Editorial Planeta, primera edición. 1 de febrero de 2017 (pp. 193, 194), antes de su llegada al poder político del país, lo siguiente: “Se sumarán el Ejercito y la Marina a esfuerzo de garantizar la seguridad pública. Actualmente, el objetivo fundamental de las fuerzas armadas es salvaguardar la integridad del territorio y preservar la soberanía de México. Sin embargo, en las circunstancias actuales es indispensable que este propósito de la defensa nacional se agregue el de seguridad pública interior. No debe de desaprovecharse personal, experiencia e instalaciones para garantizar a los mexicanos el derecho a vivir sin miedos ni temores. Los tiempos han cambiado y es otra nuestra realidad”. Más adelante agrega: “ El Ejército y la Armada se convertirán en instituciones de protección a los mexicanos. Específicamente se analizará colegiadamente la pertinencia de crear una Guardia Nacional con el apoyo de los 220,000 soldados y 30,000 marinos que en la actualidad permanecen organizados bajo el mando de oficiales del Ejército y la Marina en regiones, zonas, batallones y otros agrupamientos menores. En suma se trata de aprovechar el conocimiento, la disciplina de esta fuerza, así como todos sus recursos materiales (vehículos, cuarteles e instalaciones), con el propósito de garantizar la seguridad de los mexicanos y serenar el país”.

No cabe la menor duda que con tal medida del Senado, la Guardia Nacional, será (sino es que ya lo es) “El Coco” de las policías estatales y municipales de los diferentes estados del país, cercando y eliminando así, componendas de la oligarquía de los estados con la delincuencia organizada como se estilaba en la fase Neoliberal; policías estatales y municipales en Nuevo León, aparecían hasta en las listas de nóminas de la bandas del Narco.   

El dolor es mucho para ese orden de cosas de los dueños o socios de esas guardias pretorianas, que ya se ven separadas de sus patrones o compañeros de maldades en esa economía ficción, neoliberal, basta leer el artículo de ayer en Milenio de Liébano Sáenz “Más allá de la Guardia Nacional” para comprender lo molesto que ahora será que un mundo los vigile (Guardia Nacional) más y más, como ellos, por décadas, vigilaron al pueblo de Nuevo León para hacer su agosto en muy diversos campos de la economía, empezando con el agua. Un artículo que Sáenz dedica al fallecido Lorenzo Zambrano (promotor del TLC junto con el Comando Norte de USA, magnate culpable de la atroz contaminación del aire que respiramos con sus pedreras y producción de CEMEX) y además, un material de Liébano, con saludito al Diablo Fernández de FEMSA, de plano ¿Qué se puede esperar del que fuera secretario del pillo de Ernesto Zedillo? y dicen que hasta asesor de FEMSA, empresa creadora de la muy cuestionada entidad policiaca del Estado de Nuevo León llamada Fuerza Civil.

El ejemplo de Escobedo Nuevo León y su alcaldesa Clara Luz Flores…

Por lo tanto, hoy con la nueva disposición aprobada por el Senado para integrar la Guardia Nacional a la SEDENA y de que ésta operará en las calles hasta el año 2028, convierte en realidad de AMLO lo planteado en su obra arriba mencionada en febrero del 2017, pero, hay una historia que pocos conocen y se trata de la labor que empezó a desarrollar en el tema la alcaldesa de Escobedo Nuevo León, Clara Luz Flores Carrales, cuando ella arribó a esa alcaldía en el año 2009  y es que ante los agitados tres años anteriores por la guerra contra la delincuencia organizada, desatada por el presidente Felipe Calderón, en el 2006, obligó a Clara Luz a atacar el problema de su policía y por indagatorias realizadas a los miembros de esa corporación, se pudo comprobar que la mitad eran elementos vinculados a las bandas del Narco y la otra mitad estaban amenazados de muerte si no acataban lo que se les indicaba los Narcos.

El ingreso del general Hermelindo Lara Cruz como Secretario de Seguridad Pública y Vialidad en el municipio de General Escobedo Nuevo León, también desde el año 2009, llevó a que para el año 2011 se contara con lo que hoy se conoce como Policía de Proximidad (PROXPOL) integrando elementos venido del Ejército Mexicano y capacitándolos para las tareas policiacas, porque a diferencia del tradicional policía, el militar tiene elementos que en el Ejército se les cultiva, como es la disciplina, el amor a la Patria y la Lealtad y, aunado al trabajo de vigilancia y ataque al delito de la PROXPOL, se realizó con ese operar policiaco de nuevo corte, un conjunto de acciones sociales para ir a las causas de candidatos a ser futuros delincuentes y donde se  fue integrando a las nuevas generaciones de adolescentes y jóvenes y sus familias de ese municipio, a una vida del estudio, productiva y sana.

Lo anterior le costó 12 atentados por la delincuencia organizada a la familia de Clara Luz, esposa del arquitecto Abel Guerra, exalcalde también de Escobedo y, transformador como urbanista y experto en la obra pública de colonias de posesionarios, en uno de los municipios más importantes del Área Metropolitana de Monterrey, como lo es hoy Escobedo. Clara gobernó en los años 2009 a 2012; 2015 a 2016 y de 2018 a 2020.

Mientras que al General Lara Cruz, sufrió un atentado en el año 2015 y, en el año 2021, otro atentado a oficinas de un negocio de seguridad que se le relaciona como de su propiedad.

Las cosas no han sido nada fácil, pero lo que fue una iniciativa de una valiente e inteligente mujer y de un General innovador en materia de seguridad pública ante las nuevas realidades del país, llegó a despertar el interés de Alfonso Durazo Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana a la llegada de AMLO al poder político del país y, las experiencia de Clara Luz en materia de seguridad pública de sus gobiernos municipales (reconocidas en la Universidad de Harvard en febrero del 2020), hoy se integran a nivel del gobierno de la 4T, y Clara Luz, por eso AMLO, la nombró titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y, definitivamente, todo ello ante la base en el camino andado desde 2009 para crear en el municipio de Escobedo nuevos ejercicios policiacos para el bien de sus habitantes y donde, elementos que habían pertenecidos a las Fuerzas Armadas pasaron a las labores policiacas.            

“Odio jarocho” para Clara y Abel…

Bajo todo lo anterior, es evidente que de parte de las oligarquías y las bandas de la delincuencia organizada del país y de Nuevo León, no se diga, “el odio jarocho” sobre la pareja Guerra-Flores es mayúsculo, porque su experiencia policiaca en Escobedo, con elementos de las Fuerzas Armadas capacitados para las tareas policiales, comprobaron en los hechos, que sí es posible garantizar la seguridad interna de nuestras poblaciones y hoy, con el arribo de la Guardia Nacional bajo el mando y administración de la SEDENA, los malos pasos de las Oligarquías y sus políticos, así como las bandas de la delincuencia, irán decayendo y llegando a su fin, permitiendo que en el país reine la Paz, el Progreso, que se impulse el Capital Productivo, crezca el Bienestar y logremos la Felicidad que como Pueblo laborioso y creativo nos merecemos todos, realidades por las que pugna el gobierno de la Cuarta Transformación y que todo va siendo posible gracias a la Revolución de las Conciencias que vivimos ¡Órale!

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.